¡Que Bonita es la Democracia

Los comicios tienen propiedades divinas y se pudo comprobar en los pasadas elecciones catalanas.

Sabemos que Dios es todopoderoso en el cielo. En la tierra, manda la inteligencia y por eso el Estado se apropió de las armas y del dinero. Como reflejo del Estado, las elecciones se presentaban todopoderosas. Capaces eran de crear fronteras y de deshacerlas a la vez, creando mezclas etéreas como la nación catalana con nacionalidad española, como cobrar de un sistema de reparto de un Estado que no es el tuyo o, incluso, capaces de crear nuevas divisas. Sin embargo, es posible que se quede en nada, respetando la no intervención, que podría considerarse permitiendo el libre albedrío. Quizás Mas desaparezca del mapa, quizás el proceso de la Declaración Unilateral de Independencia se queda en nada y quizás incluso se repitan las elecciones en poco tiempo, a la griega. ¿No le pega más Declaración de Independencia unilateral, DIU?

También, en un inesperado giro de los acontecimientos, se nos ha obsequiado con unas elecciones omnipresentes. Están presentes en la victoria y e la derrota, en el SI y en el NO, en la mayoría y en la minoría. Analizadas un poquito muestran la panacea de los resultados electorales democráticos, permitiendo a todos perder y ganar al mismo tiempo. Eso es lo bonito, que gracias a la capacidad de frustración todos los votantes acaban contentos porque a ninguno se le concede lo que pide, en aras del buen gobierno y la responsabilidad. Arrojan sin filtro la crudeza de un sistema perverso que no puede desembocar más que en esclavitud.

Junts Pel Si ha ganado. Pese a ir perdiendo votantes, este madmix socialdemócrata es la cosificación de la avaricia. ¿Cuántas razones puede haber para que se te acerque un ladrón a pedirte ayuda y se la prestes? Mas se ha juntado con otros ladrones a los que les ha prometido una parte del tesoro, si el sigue al mando. Mezclan estatistas y jacobinos y socialistas y conservadores que, supuestamente, sólo están de acuerdo en una cosa: un proceso constituyente. Por tanto, una coalición no habilitada para poder gobernar. Y ha ganado las elecciones. Pero también las ha perdido, porque no tiene la mayoría suficiente como para declarar la independencia. Incluso, si quisiera gobernar, es posible que tuviera que renunciar a lo único que no puede: Mas, la cabeza del jefe, il capo. En resumen, que el que más votos tiene se puede ver imposibilitado para gobernar.

La CUP es fascinante. Anarquistas comunistas anticapitalistas, un primor. Por lo menos, antiestatistas. Leen bien los resultados y renuncian a iniciar un proceso sin una mayoría. Pueden ser la clave que haga imposible formar un gobierno, actuando como verdaderos anarquistas con caballo de troya. Han triplicado su presencia, y los antiestatistas ganan espacio. Si tan sólo fueran antiestatistas de verdad, habría motivos para alegrarse. Una más de sus perversiones, y la muestra de cómo la socialerdocracia tergirversa las palabras.

Golpea una parte del cerebro comprobar los resultados y la representación política. En una vuelta de tuerca más de putrefacción, la cámara da mas representación a aquellos que obtienen menos votos, permitiendo que la minoría gobierne sobre la mayoría. ¡Es fantástico! Debe ser similar a pasar a la final de penalti injusto en el tiempo de descuento. Este d’Hont debe ser de aquellos que debieron callarse más la boca. Es increíble constatar que, ni con ganas, se logra igualar la opinión de los hombres. Yo estoy maravillado ante el hecho de que, con la ley en la mano, la democracia signifique lo contrario a lo que es. En la foto, compartida por @luispendul en su twitter, podemos ver cómo mostraba los resultados A3 en pantalla, y cómo la minoría obtiene más representación. Durante la noche también se pudo comprobar con el resto de cadenas.

El PSOE está contento. Siempre están contentos. Como en la Comunidad Valenciana, van perdiendo votos y cada vez lo celebran más, no quiero imaginar qué es lo que verdaderamente esperan. Como Mas, cada vez menos votos y cada vez más ínfulas. El PP ha sacado una tesis de esas no falsables: habiendo elegido votar a muchas formaciones, no cabe duda de que el votante ha sido movilizado por el discurso PP. Aquí, pues, nace una nueva rama de la ciencia política de la misma manera en que las indemnizaciones en diferido asaltaron el derecho laboral.

En la sociedad, si esto era o no un plebiscito estaba bien claro que iba a depender de los barrios y del resultado, ofreciendo de nuevo múltiples verdades ante un mismo suceso. Casi es como la sandalia de Bryan, suelta en la tierra para escindir a los creyentes. Dilucidar la verdad es imposible, hoy. A la vez, muchas verdades conviven. Los fieles esperan el sermón publicitario matinal para saber qué opinión tener, a través de los medios de comunicación. Hoy contemplamos como eso está pasando, siendo un plebiscito según a quien preguntes, y con respuestas diferentes en cuanto a qué ha ganado.

Una cosa estaba clara. Pasara lo que pasara, los ciudadanos seguirán siendo robados. Desearía que la CUP hiciera un hueco para los anarcocapitalistas o que entendieran el discurso libertario y se unieran a nosotros. Por lo menos, el anarquismo gana terreno. La única manera de trascender los sistemas es reventarlos y desobedeciendo, siendo violento. Peo no violento físicamente, no hace falta, puesto que vale con idear otras maneras de organizarnos, ya bastante os doy la brasa con eso. Pero las administraciones hay que violentarlas, con el simple hecho de prescindir de ellas.

Hace falta una buena dosis de fe para tragarse todos estos domingos de beatificación de urnas, y los sermones de vigilia de después, y luego los de diario, de 8:00, de 14:00 y de 20:00.

Se me olvidada. Después de todo el lío, las elecciones no han resuelto el problema para el que fueron concebidas: parar los procesos judiciales contra el clan Pujol. Mas todavía tiene trabajo y cada vez está más difícil, aunque quizás vendiera su cabeza a cambio de la certeza total de la independencia. Este será el terreno en el que se muevan las distintas opciones: los intereses Pujol contra la legalidad vigente.

A las noticias sólo hace falta añadirle un par de escenas de intercambio mafioso para explicar los sucesos y así tener una buena película de gangsters. ¡Qué bonita es la democracia!


Follow Us
  • Twitter Black Square
Recent Posts
Search By Tags
No hay tags aún.