Principios Analíticos


Muchas de las cosas que nos enseñan en la escuela no valen. La razón es porque son mentira. Preguntas como porqué surge la revolución industrial o si existe verdaderamente el multiplicador en macroeconomía se dejan sin responder. Las dudas infantiles sobre la aceptación del dinero(esos papeles que no existen) no se responden porque se antojan complicadas y los padres mismos no las entienden. No es que no se entiendan, es que son mentira. Si no las sabemos explicar, o las explicamos pero no se cumplen, es posible que no sean verdad.


La asignatura de macroeconomía está plagada de adoctrinamiento, dando como verdades físicas lo que no ha llegado a ocurrir en la vida real. Sucesos como la estanflación de la crisis del petróleo se solucionan diciendo que los criterios monetaristas son las realidades aunque no sean predictivas ni sirvan para arreglar economías rotas(es decir, sin explicación razonable). Personalmente he sufrido las burlas e incompresión de compañeros y profesores cuando he bramado contra el multiplicador, el mismo día en que se me enseñó.


Frases como la de 'No se pone el sol en mis dominios' se atribuyen a distintos reyes, en función del país en el que se estudie la historia. La crisis de los tulipanes no se enseña en España, forma parte del currículo de cualquier alumno de enseñanza media en el mundo anglosajón. Algunos documentales relacionan el descubrimiento de América y la Revolución Industrial, trazando el camino del oro. Muchas incógnitas y, posiblemente, muchas verdades diferentes.


Poco a poco he ido desgranando verdades, inspirado por clarividentes economistas, aunque los llamaría filósofos, como Rothbard.


Los principios actuales: el Estado cuida de sus ciudadanos, los medios cuentan la verdad según la ideología y lo que llevas en el bolsillo es dinero y lo regla la economía, son ejemplos de grandes mentiras. No sirven para explicar la política de subvenciones, de temarios escolares o la crisis económica. Si no sirven son mentira. ¿Existen otros? Si.


Cambiemos los corolarios.


El Estado es una entidad criminal destinada a la sustracción de riqueza de sus ciudadanos.


Este sería el principal, del cual se derivan realidades tales como:


La educación pública es adoctrinamiento estatal.

Los programas universitarios se diseñan en función de lo que el alumno no debe aprender.


A partir de ahora, el ejercicio es simple: analizar todo lo que se ve y se oye a partir de esta verdad. Entonces, por defecto, el gobierno miente. Los intelectuales forman parte de la conspiración adoctrinante, generalmente sin darse cuenta.


Todo cuadra ya: políticas de subvenciones con extraños criterios, cursos de formación inexistentes, obra pública a comisión e innecesaria, parlamentos y entidades públicas cada vez más grandes para obtener el control del voto.


Encajan las piezas si se elabora el criterio propio. Preguntas sin respuesta aparecen claras, esas típicas preguntas preadolescentes: porqué entramos en guerra, porqué por este papel me dan bienes, porqué surgió la revolución industrial. Las conslusiones resultantes no sólo no son menos válidas que aquellas aprendidas como un Padre Nuestro, encima, bien elaboradas, tienen valor predictivo:


¿Se rescatará a Grecia? Si, el último fin de la deuda no es ser devuelta, es ser perpetuada.

¿Pactarán PP y PSOE? Con masa suficiente si, porque llevan tiempo repartiéndose y lo prefieren así: PPSOE

¿Terminará el euro? Será sustituida por una divisa OCDE o similar, ya creada por el FMI, para prolongar el esclavismo fiduciario.

¿Porqué hubo una revolución industrial? Tenía que haber potencial intelectual y material, y oro para financiarlo.

¿Porqué caen los imperios? Por la decadencia de sus gobernantes.

¿Formamos parte de un Imperio? Si. El americano, subyuga por la fuerza.

¿Entramos en Libia por motivos humanitarios? Yo diría que no. Los motivos, que cada uno se las apañe, pero hay que englobar lo como defensa del dólar.

¿A largo plazo, bajan los impuestos? No hace falta que conteste.

¿Sabía Rajoy lo de Bárcenas? Son de distintos departamentos, legalmente separados para no pringarse. Pero Rajoy era el jefe y remodelaron la sede.


Las respuestas son más simples si podemos juzgar cada cosa como lo que es.


La legalidad vigente es otra mentira, hecha para generalizar, normalizar y estandarizar comportamientos humanos. Un buen juicio con unos buenos principios no debe ser peor que un código civil. Estas normas son suficientes:


Tu libertad acaba donde comienza la mía.

No hagas lo que no te guste sufrir.

Las oportunidades son iguales para todos(una licencia administrativa es un agravio comparativo en función de renta).

Sólo existe la propiedad privada en todas sus formas: cooperativa, mutualidad, sociedad, personal etc.


Así podemos sacar conclusiones y resolver problemas de una manera más sencilla, asumiendo nuestras responsabilidades. Por ejemplo, el problema del agua entre Valencia y Zaragoza. La actual posición de algunos valencianos se explica por la penetración del adoctrinamiento. Con un Estado, valencianos claman por agua del Ebro. Sin embargo no pedimos agua de ríos alemanes. Nos enturbia el criterio la creencia en un padre proveedor, y lo pedimos en vez de buscar soluciones, creando enemistades regionales, infantilismo y mayor dependencia del Estado. ¿Y si no hubiera Estado?


Ante la ausencia de agua, los humanos tomamos varias posiciones. La primera, desplazarse a lugares más fertiles. La segunda, pedirla al legítimo dueño. La tercera, la invasión. Esta tercera opción suele requerir de un Estado organizado, ya que los individuos no comienzan guerras.


Si aceptamos que el dueño del agua es quien la tiene(por la razón que sea), empezamos a pensar. Si el agua se almacenara, se haría individualmente o en grupo. En grupo, requiere de una estructura(privada, por supuesto): cooperativa, mutua, asociación o sociedad con ánimo de lucro. ¿Qué harían los acumuladores? Si les sobra agua, decidirán tirarla, almacenarla o venderla. Se vendería a precio que compense, claro.


Es difícil ver cómo alguien prefiere a un Estado que no resuelve el problema, o que si lo resuelve se hace por fines políticos. En la Comunidad Valenciana, el PP renuncia a sus principios liberales exigiendo el reparto social del agua, y el PSOE toma posiciones liberales defendiedo la propiedad de los maños. Es un claro cambio de principios en busca de resultados electorales. Por tanto, no resuelve el problema: lo transforma y lo convierte en capricho del gobernante, o arma de control y chantaje.


Me permito recordar que no es necesario que una entidad privada tenga ánimo de lucro. Si la confederación hidrográfica que controla el Ebro repartiera acciones entre la población a la que afecta, resolver el tema sería tan simple como someter una oferta a votación. Igualmente, los valencianos podrían comprar acciones para hacerse con el control de la sociedad, si encuentran vendedor. Incluso puede comparase la opción de desaladoras contra trasvase, o adoptar soluciones intermedias.


La ausencia del Estado simplifica la toma de decisiones, aclara resposabilidades y evita el pedigüeñismo. Devuelve la resposabilidad al individuo y le encomienda a ser resolutivo.


Cambiar los axiomas no es fácil y requiere desintoxicacion. Unos meses sin leer periódicos o ver TV permite imaginar soluciones libremente, puesto que desconecta del discurso oficial y homogeneo. Ante los hechos, que hoy se pueden conocer por internet mejor que por los medios clásicos, nuestras mentes deben imaginar criterios y razones ocultas. Pero hace falta conocer qué es El Sistema. Si no se conoce el sistema fiduciario no se tiene conciencia del papel extractor de riqueza que el Estado tiene.


Otro axioma que debemos cambiar es que hoy exista el análisis económico. La economía es el estudio de cómo distribuir recursos limitados. Si el material que usamos como dinero no es limitado, tal y como ocurre hoy, no podemos hablar de economía, o mejor: no podemos hacer estudio económico porque no existe el precio. Por tanto, no estamos en un mundo económico, estamos en un mundo financiero. Bajo ese prima debemos analizar la actualidad.

Todo esto es refundar la sociedad. Organízate.


Follow Us
  • Twitter Black Square
Recent Posts
Search By Tags
No hay tags aún.